Historia

Evolución Histórica

Foto Sanet con floresSanet y Negrals es uno de los cinco pueblos que integran la subcomarca de la Rectoría. No se sabe con exactitud desde cuando está habitado este municipio pero diferentes yacimientos encontrados en la zona demuestran que desde tiempos remotos existen pobladores.

Los primeros datos históricos los encontramos en el siglo XVI. En esta época existía una casa señorial de grandes dimensiones, propiedad de un señor feudal (conocida popularmente como “La Senyoria”). Este Palacio estaba envuelto por unas pocas casas que constituían el lugar de Negrals y eran habitadas por moriscos que conreaven las tierras del voltant. En 1570 el poblado fue adquirido por D. Lorenzo Merita y su esposa Andrea Gisbert, los primeros señores feudales que se conocen en la historia del municipio. Posteriormente, en la parte oeste de Negrals, se construyó otro llogaret conocido con el nombre de Sanet, también habitado por moriscos que se dedicaban a la explotación agrícola.

En 1646 y después de la expulsión de los moriscos, tanto Sanet como Negrals fueran repoblados por familias de origen balear venidas de Mallorca para hacerse cargo de las tierras de cultivo.

Sanet y Negrals estuvieron separados en un principio formando cada uno su correspondiente municipio, incluso después de ser otorgadas las cartas pueblas durante el reinado de Felipe III. En 1820 se unieron en un solo pueblo denominado Unión Legal. En 1823 se separaron por cuestiones políticas y en 1834 se unieron definitivamente por orden de Isabel II formando un municipio llamado Sanet y los Negrals.

Patrimonio Artístico

Fachada Iglesia en Honor a Sante AnaIglesia parroquial de Santa Ana: fue construida en tres etapas, las dos primeras entre la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX y la tercera entre los años 1859 y 1861, en la cual se añadió la primera nave actual del templo y se construyó la primera fase del campanario al que en el siglo XX se repara y se añadió una planta más.

Palau de la Señoría: está situado en el centro de Negrals y a sus esquinas se conservan los escudos heráldicos de sus propietarios. Destacan las repisas de piedras de sillería así como la escalinata del patio exterior. A su parte norte-este y oeste la acera conserva la piedra rústica tradicional. En uno de los lados encontramos el campanario, uno ratori y una capilla presidida por la imagen del Cristo de la Agonía (siglo XVIII). En el sótano del Palacio se encuentra el silo donde antiguamente se guardaba el grano de la cosecha. Corredores anchos, salas con solo y techo de madera, salón de armas, biblioteca, o escaleras de marmól son algunas de las características que hacen de este edificio un lugar emblemático y con gran valor patrimonial.